¿Cuál es el impacto del e-commerce en el mercado inmobiliario?

Comparte este artículo

La creciente demanda de almacenes, bodegas, centros de distribución y otros tipos de inmuebles comerciales para el comercio electrónico ha llevado a un aumento en la construcción de inmuebles comerciales y en la inversión en tecnología y automatización.

El auge del comercio electrónico especialmente en Colombia y Latinoamérica ha transformado la forma en que las empresas venden sus productos y servicios, y ha tenido un impacto significativo en el mercado inmobiliario de inmuebles comerciales. Con la pandemia del COVID-19 que tuvo su máximo punto en el 2020, la adopción del comercio electrónico ha aumentado drásticamente y se espera que esta tendencia continúe en los próximos años.

Si te detienes por un momento a evaluar las grandes marcas de almacenes de cadena (Exito, Falabella, Home Center, etc), cuentan con una estrategia especializada en el comercio electrónico y también pequeñas tiendas han tenido en el canal digital la mejor alternativa de ventas sin incurrir en costos adicionales como una sucursal física.

De acuerdo con Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (Ccce), las compras online llegaron a fin de año con un impulso positivo, ya que entre julio, agosto y septiembre de 2022, el valor de las ventas en línea incrementó 40,1 % respecto al mismo trimestre de 2021. El crecimiento en las ventas por canal digital tuvieron un crecimiento aproximado del 34% , frente al 2021, lo que correspondería a un total de ventas por el canal digital de COP $ 53 billones.

Este dato no es menos relevante para nuestro negocio inmobiliario ya que ha llevado a un aumento en la demanda de almacenes, centros de distribución y otros tipos de inmuebles comerciales que sean adecuados para el comercio electrónico. En algunos países de Latinoamérica, la demanda de inmuebles comerciales para el comercio electrónico ha superado la oferta. Por ejemplo, en México, se estima que se necesitan alrededor de 20 millones de metros cuadrados de espacio de almacenamiento adicional para satisfacer la demanda de comercio electrónico en el país. En Brasil, la demanda de inmuebles para el comercio electrónico ha llevado a un aumento en los precios del alquiler de inmuebles comerciales en algunas áreas.

Según el reporte de mercado industrial de Colliers para la ciudad de Barranquilla y el Atlántico, al cierre del 2022 se registró un decrecimiento del 13% en la oferta de metros cuadrados construidos de bodega con aproximadamente 62.000 M2 de área disponible. En este mismo orden, teniendo presente la gestión que realizamos en Grupo Solin con requerimientos inmobiliarios de empresas, notamos que al menos el 65% de los negocios cerrados y requerimientos provienen de compañías logísticas donde el canal de comercio electrónico es el principal medio de venta.

El impacto del comercio electrónico en el mercado inmobiliario de inmuebles comerciales también ha llevado a un cambio en la forma en que se diseñan y construyen estos inmuebles. Los inmuebles comerciales para el comercio electrónico requieren espacios de almacenamiento más grandes y una mayor capacidad para el procesamiento y envío de pedidos. Además, se necesitan espacios más eficientes y flexibles que permitan una rápida expansión o reducción de la capacidad según sea necesario.

Otro impacto importante del comercio electrónico en el mercado inmobiliario de inmuebles comerciales es el aumento de la logística urbana. Con la creciente demanda de entregas rápidas y eficientes, las empresas están buscando ubicaciones más cercanas a sus clientes para reducir los tiempos de entrega y los costos de envío.

Además, el creciente interés en la logística urbana ha llevado a un aumento en la inversión en tecnología y automatización para mejorar la eficiencia y reducir los costos de envío. Según un informe de la consultora PwC, se espera que la inversión en tecnología y automatización para la logística urbana alcance los 61 mil millones de dólares en Latinoamérica para 2025.

La creciente demanda de almacenes, centros de distribución y otros tipos de inmuebles comerciales para el comercio electrónico ha llevado a un aumento en la construcción de inmuebles comerciales y en la inversión en tecnología y automatización. De allí, las nuevas áreas industriales y logísticas que se están desarrollando en corredores viales como:

  • Bogotá: Calle 80, Calle 13
  • Medellín: Autopista Medellín - Bogotá
  • Barranquilla: Sectores como la Calle 30 (carretera oriental) y en Galapa (Vía La Cordialidad)
  • Cali: Sector de la autipista a Yumbo

Además, el creciente interés en la logística urbana ha llevado a un aumento en la demanda de inmuebles comerciales ubicados en áreas urbanas, lo que ha llevado a un cambio en la forma en que se diseñan y construyen estos inmuebles. Se necesitan espacios más eficientes y flexibles que permitan una rápida expansión o reducción de la capacidad según sea necesario.

En conclusión, el impacto del comercio electrónico en el mercado inmobiliario de inmuebles comerciales en Colombia y Latinoamérica ha sido significativo y se espera que continúe creciendo en los próximos años. La creciente demanda de almacenes, centros de distribución y otros tipos de inmuebles comerciales para el comercio electrónico ha llevado a un aumento en la construcción de inmuebles comerciales y en la inversión en tecnología y automatización.

¿Está lista tu empresa para dar el salto al comercio electrónico y necesitas un espacio físico para operar? ¡Conversemos!


Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *